Envianos un SMS

Envianos un SMS

La "chancha" hizo su vuelo de despedida

El Boeing 737-200 “Chancha” realizó su último vuelo. Fue el modelo más emblemático de la aviación argentina. El domingo, los tres últimos dejaron de operar.
Luego de casi 40 años "en el aire", Aerolíneas Argentinas despidió al Boeing 737-200, un mítico modelo de aeronave que formó parte de la flota de Aerolíneas Argentinas y Austral y que voló 1,5 millones de horas y recorrió unos 1.200 millones de kilómetros, algo que equivale a 30 mil vueltas alrededor del planeta. El domingo por la mañana hicieron sus últimos aterrizajes dos de los tres que todavía seguían operando. Y el último vuelo 737-200, conocido internamente con el mote de "Chancha", fue identificado con el vuelo AR1442. Este avión partió desde Aeroparque a las 14.15 con destino a Catamarca, pasando por La Rioja, y regresó a Buenos Aires, aterrizando finalmente a las 7:37 PM (casualmente) de aquel día histórico para la aviación argentina.
Mientras el LV-ZEC cumplía su itinerario por última vez, en Aeroparque comenzaba a congregarse una multitud de cientos de entusiastas, amantes de la aviación, así como también personal de Aerolíneas y de otras compañías que no querían estar ausentes de aquel espectáculo que con las últimas luces del día pareciera también que acompañaba el término de un capítulo más.
Curiosamente, pasadas las 19:15 hs. el Boeing 737-200Adv LV-ZEC aparecía por Capital Federal, mientras el comandante de la aeronave anunciaba a sus pasajeros las maniobras previas al aterrizaje: una pasada baja sobre Aeroparque para luego circular y aterrizar por última vez. La pasada baja sin dudas fue un espectáculo que deleitó a todos, no hubo nadie que se ausentara de esto; mientras en tierra otra aeronave similar LV-ZZI realizaba una vuelta olímpica por las taxiways del Jorge Newbery, como si se tratara de la celebración de algún campeonato o de alguna copa del mundo. Tras el último toque y un merecido water salute por parte del SEI de Aeroparque, el vuelo ARG1442 se estacionaba en la posición 15 para proceder con el desembarque de los pasajeros, para luego ser recibidos por el Presidente de la compañía Mariano Recalde y por el Secretario de Transportes de la Nación Juan Pablo Schiavi.
"Fue el vuelo más emocionante de mi vida", dijo el piloto Fernando Carrea al pisar tierra. Allí lo esperaba un grupo de jóvenes, fanáticos del juego virtual "Flight Simulator", que se acercó hasta Aeroparque para despedir al emblemático avión entre gritos y cantitos. Carrea tiene 38 años y hace 11 que vuela. "Fueron muchos años volando este avión, sin dudas lo vamos a extrañar", dijo en charla con AeroMundo. Y contó que, como despedida, se dio el gusto de operar manualmente la nave durante la mayor parte del vuelo, excepto aquellas maniobras que por seguridad deben hacerse en forma automática. Para los pasajeros tampoco fue un vuelo más: antes de abordar se les informó que era el vuelo despedida del 737-200. Claudio y Valeria Becerra explicaron que recibieron tarjetas especiales y que se sirvió champán. Y como anécdota contaron que justo este, el último vuelo de la aeronave, fue el primero de su hijo Juan Bautista, de sólo 18 meses.Al cerrarse este capítulo, el Jefe de Operaciones de Aerolíneas Argentinas, Daniel Riva, expresó profundo sentimientos sobre la importancia que revistió para la empresa aquel simbólico aparato, señalando que el Boeing 737-200 “supo brindar su apoyo logístico al país en tiempos de conflicto bélico y contribuir a cimentar la conectividad de nuestro extenso territorio, acompañó la formación de varias generaciones de comandantes y copilotos entre los que me incluyo. Es por ello que si bien considero inevitable y beneficioso el devenir de la evolución tecnológica no dejo de sentir al mismo tiempo un dejo de tristeza por un pedazo de la historia de Aerolíneas Argentinas que hoy nos deja pero que estoy totalmente convencido ha ganado un lugar de preferencia como primer actor en el crecimiento de esta querida empresa”.
El lugar que deja el 737-200 en la flota de Aerolíneas será ocupado por otros Boeing 737, aunque se trata de modelos 737-700 NG, mucho más modernos y más sustentables, que serán los nuevos cóndores que intentarán seguir cumpliendo el rol que le encomendó su antecesor: unir a toda la Argentina y conectarla con toda Sudamérica. El contrato contempla que se incorporen 12. Hay cinco que están operando (dos comprados y tres por leasing) y los otros 7 se incorporarán antes de fin de año, también por sistema de leasing, según informaron fuentes de la aerolínea de bandera. El primer Boeing 737/200 "debutó" en la pista del Aeropuerto Internacional de Ezeiza el 29 de febrero de 1970. Por entonces, las aeronaves eran bautizadas con nombres de ciudades. Las primeras cuatro unidades fueron "Ciudad de Mar del Plata", "Ciudad de Bariloche", "Ciudad de Posadas" y "Ciudad de Buenos Aires". Pero no había relación con las ciudades a las cuales llegaban, porque los primeros destinos de esas aeronaves fueron las ciudades de Córdoba, Ushuaia y Río Grande y Santiago y Punta Arenas, en Chile. Al año siguiente, otros cuatro aviones se incorporaron a la flota y fueron bautizados con los nombres de Ciudad de Comodoro Rivadavia, Ciudad de Trelew, Ciudad de Tucumán y Ciudad de Jujuy.
La flota se completó en 1974 con otros cuatro B-737-200, en este caso en la versión Advance, que comprendía mejoras técnicas propias de la evolución del modelo.
Los dos primeros también fueron bautizados como Ciudad de Esquel y Ciudad de Ushuaia.
En 1982, durante la Guerra de Malvinas, dos aviones fueron destacados para incorporarse a la Fuerza Aérea Argentina, para realizar un puente aéreo entre Río Gallegos o Comodoro Rivadavia y las Islas.
Ambas aeronaves transportaron, durante el conflicto bélico, 6.500 soldados y 270 toneladas de carga, en 89 vuelos sobre 92 previstos (un 98% de efectividad), y operaban en Puerto Argentino sobre una pista de sólo 1.250 metros.Durante estos 40 años, Aerolíneas contó con 37 unidades y entre todas transportaron a un total de 100 millones de pasajeros y 1,3 millones de toneladas de carga, durante unas 1,5 millones de horas de vuelo. Sumando todas las versiones, el 737 es el avión comercial más vendido del mundo, con más de 6.000 unidades en todo el mundo. El 737-200 fue fabricado y concebido para volar distancias de un país como los Estados Unidos, y por eso se adaptó perfectamente a la Argentina, en donde voló a todos los destinos de cabotaje disponibles.

No hay comentarios:

NOTA NICOLAS KASANZEW EN PARANÁ

10mo Encuentro Nacional de Aeromodelismo - San Justo, Santa Fe

Eduardo Collaud, 60 años de aeromodelista

TORNEO CENTRO DE LA REPUBLICA AEROMODELISMO INTERIORES

INFORME AEROLINEAS ARGENTINAS VOLVIO A ATERRIZAR EN PARANÁ

SIMULADOR HOMOLOGADO EN PARANÁ