Envianos un SMS

Envianos un SMS

Jorge Anadón reclama políticas para ampliar su empresa aeronáutica

Jorge Anadón, de Pur Sang, quiere afianzar su empresa aeronáutica pero escollos burocráticos se lo impiden. Busca conformar una empresa mixta para fabricar pequeñas avionetas y motores, pero esperan una respuesta del Gobierno Nacional.
El lunes que pasó fue un día histórico para la industria aeronavegable Argentina. La firma paranaense Pur Sang vendió a un museo de Estados Unidos la réplica de un avión Avro 504 K construido en su totalidad en la capital provincial. El dueño de la empresa, que es conocida, respetada y admirada en todo el planeta por sus réplicas de autos antiguos y motos de época, Jorge Leonidas Anadón recordó junto a Andrés Butta, quien se encarga de las relaciones comerciales, financieras e institucionales de la firma, cómo comenzó el sueño que se convirtió en realidad.
“Un día vino el Comodoro Marcelo Ayerdi (ex jefe de la II Brigada Aérea) a recorrer la fábrica y quedó sorprendido con todo lo que vio. En ese momento me dijo: ‘Yo tengo en la Brigada Aérea 1.100 personas y una estructura muy importante ¿Qué se podría hacer?’ Aviones, le dije. ‘¿Sabés cómo se hacen?– me preguntó–’ No. ‘Yo tampoco’, me dijo”. Luego de ese diálogo Jorge Anadón se puso a estudiar y a pensar qué avión podía fabricar.
Que el primer avión construido en forma íntegra en el país haya sido vendido y hoy vuele en cielo estadounidense, fue un emprendimiento que encontró todas las trabas burocráticas posibles. Andrés Butta, el hombre de negocios de Pur Sang que explicó con simpleza cómo se hace para vender un avión: “Como toda actividad, tenés que salir al mundo llevando en una valijita lo que tenés para ofrecer. En este caso, un avión”, narró y aclaró que las posibilidades para este producto son menores porque, obviamente, se achica el mercado. Claro que, con una pieza tan lograda, los interesados en tenerla aparecen en forma asombrosa. Lo más difícil no es cerrar las negociaciones, sino, en el país, la producción. Butta enumera los obstáculos. “Un auto lo podés experimentar en cualquier taller y si se para lo hace en la esquina. Un avión se cae. Sumale que tenés que tener un hangar y una pista (en Paraná utilizan el hangar de la Base Aérea y la pista de vuelo). La exportación también es un problema. El auto va por avión. Un avión lo tenés que mandar por barco. Esto significa mucho más papeleo. Como la actividad está regulada, tienen que venir los inspectores de la Dirección Nacional Aeronavegabilidad (DNA). Otro escollo importante es que muchos de los materiales los tenés que importar. Todo es más complejo: la logística, la organización, la ingeniería, la producción... Después, la parte impositiva. Un avión paga 0 de Iva y 0 de derecho de exportación porque son tan bajos los márgenes que sería imposible pagarlos. Ahora, para fabricar un avión tenés que traer (importar) las partes y pagar absolutamente todos los impuestos. Cuando lo terminaste, sonaste. El Estado Nacional no se preocupó para mejorar las condiciones impositivas para que se pueda aprovechar la gran mano de obra especializada que se puede utilizar para construir aviones, por ejemplo”. Los responsables de la única empresa privada que produce aviones en Argentina piden “políticas de Estado para poder desarrollar la industria aeronáutica”. El joven encargado de las relaciones Comerciales, Financieras e Institucionales de Purg Sang explicó por qué no se vislumbra una solución. -Porque no nos reciben. Nos pasa con los autos. Nosotros no somos autopartistas y tampoco terminal. Como somos los únicos en el país que fabricamos un auto que lleva 6.000 horas hombre (el utilitario Sprinter lleva 90 horas hombre), tendríamos que tener una Cámara para nosotros mismos. Qué ministro nos va a recibir por una sola empresa. El problema es que somos una empresa de nicho y tendríamos que tener un traje a medida. El 100% de nuestra producción es de exportación y no tenemos ningún tipo de fomentación para realizar más transacciones.
-¿El gobierno provincial se acercó?
-Sí, pero en Argentina los gobiernos provinciales, en cuanto a las políticas industriales, tienen muy poco que aportar. En Entre Ríos, por ejemplo, no tienen las herramientas impositivas y, en cuanto al crédito, no hay un banco provincial que pueda acompañar. Los gobiernos provinciales tendrían que sacar los impuestos extorsivos para ayudar a las Pymes. Están haciendo lo contrario. Los están aumentando.
-¿Tienen mercado para seguir vendiendo más aviones?
-En Estados Unidos el principal Museo tiene un presupuesto de 100 millones de dólares y hay 600 museos, también están los coleccionistas privados norteamericanos. Después vienen los museos y coleccionistas del todo el mundo.
-¿Cuál es la solución?
-Llegará cuando el gobierno nacional conforme un área que atienda a la industria especializada, con alto diseño, gran aporte de ingeniería y con muchas horas hombre. La aeronáutica comercial es muy parecida a la industria de autos antiguos. Nosotros exportamos más horas hombre que material y no existe ningún reintegro porque no está estudiado. Por ejemplo, la industria del software tiene una legislación porque son cientos de empresas. Nosotros necesitamos algo parecido. El Estado tiene que tener en cuenta que, al ser una empresa familiar, la relación con los empleados es muy estrecha. Nosotros sufrimos la crisis internacional y no echamos a nadie. Acá los jóvenes vienen estudian, aprenden, trabajan y se realizan. Para Anadón, que es un hombre que dice lo que piensa, aunque sin ganas de confrontar: “Estamos viviendo un momento de destrucción. Nadie quiere construir nada. Nosotros pensamos que estamos construyendo historia, pero la realidad te hacer ver que el camino no es así”. Uno preguntó a los empresarios si nunca pensaron en instalarse, por ejemplo, en Brasil. La respuesta inmediata fue un “No” a coro. El fundador recordó: “Cuando decidí montar esta empresa en Paraná tenía miedo por la poca cultura metalúrgica que tenía la ciudad. Después dije: ‘Si a la gente le enseñás tiene que aprender’. Tenía el sueño de instalar la escuela acá adentro y lo hice. Me salió mejor que si lo hubiera hecho en Rafaela. Allá hay mucha competencia. Acá pudimos crecer tranquilos, pero ahora ya está. Queremos hacer cosas nuevas estamos para seguir creciendo y no podemos”, detalló. En la empresa todavía están esperando una respuesta de Nación (positiva o negativa) para saber si tendrán el apoyo para concretar una empresa mixta, compuesta por el gobierno entrerriano y por la firma paranaense, para fabricar pequeñas avionetas y motores. Pur Sang está lista para expandirse como industria de autopartes o aeropartes. Esto generará, inevitablemente, nuevos puestos de trabajo. Anadón, agrega: “La mejor actitud de militancia hoy, es generar un puesto de trabajo. Si vos a una persona le das laburo, te va agradecer toda la vida porque lo incluiste socialmente. Pero laburo en serio. Inscripto, con obra social y cargas sociales. Acá, nosotros, tendríamos que tener 300 obreros desarrollando 30 aviones a la par y no podés.
-¿Se puede concretar o es sólo una expresión de deseo?
-Por supuesto que podemos. Por eso necesitamos respuestas porque en la construcción de aviones, la mano de obra incide un 50% y en la de los autos antiguos más del 50%. Nosotros podríamos tener una empresa de 500 trabajadores pero no nos dejan crecer. Acá hay muy buenos diseñadores y constructores de motores de aviones de baja escala con grandes ganancias. Los autos de Pur Sang no pueden ser patentados en Argentina. En una época existió el patentado fuera de fábrica y lo suspendieron. “Nos pasó que tres veces quisieron comprarnos autos en el país y no los vendimos para no tener problemas a futuro”, comentó el dueño de la firma familiar. “Este es el techo que tenemos. Más no podemos crecer, entonces seguiremos haciendo lo que nos dejan, con ganas de hacer más”, reflexiona Anadón.

No hay comentarios:

NOTA NICOLAS KASANZEW EN PARANÁ

10mo Encuentro Nacional de Aeromodelismo - San Justo, Santa Fe

Eduardo Collaud, 60 años de aeromodelista

TORNEO CENTRO DE LA REPUBLICA AEROMODELISMO INTERIORES

INFORME AEROLINEAS ARGENTINAS VOLVIO A ATERRIZAR EN PARANÁ

SIMULADOR HOMOLOGADO EN PARANÁ