Envianos un SMS

Envianos un SMS

EN MEMORIA DEL PERSONAL CAIDO EL 1° DE MAYO DE 1982

La Fuerza Aérea y AeroMundo desean recordar a los integrantes de esta Institución que en aquella oportunidad se inmortalizaron en nuestra memoria al ofrendar su vida en el pleno cumplimiento de su deber e incluso yendo más allá del mismo.
A continuación los defensores alados de la Patria que presentaron ardua batalla y vieron extinguir sus vidas en nuestras Islas Malvinas:

· Mayor (p.m.) Gustavo Argentino García Cuerva:

Nació el 28 de febrero de 1946 en la Ciudad de Dolores – Pcia. de Buenos Aires.

Su último destino fue la VIII Brigada Aérea (Moreno)

Última Misión que desempeñó durante el conflicto: Brindar cobertura aérea con el fin de facilitar las maniobras de otras secciones de la Fuerza Aérea Sur. Esta última mantenía el firme propósito de repeler el ataque aéreo y naval que las fuerzas británicas habían emprendido en la madrugada del sábado 1º de mayo de 1982, objetivo que finalmente sería conseguido.

Siendo las 15:45 horas se produjo el despegué de la Base Aérea Militar de Río Gallegos con destino final: las Islas Malvinas. El entonces Capitán García Cuerva se encontraba a cargo de la sección denominada “Dardo”, integrada por dos aviones Mirage (M-III). Al encontrarse al Noreste de Puerto Argentino se encontraron con dos aviones “Sea Harrier”. Inmediatamente el Capitán García Cuerva trabó un intenso combate con uno de ellos. Como producto de este enfrentamiento no se produjeron daños materiales en ninguna de las dos máquinas; sin embargo, la batalla le había consumido una excesiva cantidad de combustible al piloto argentino, ubicándolo en una situación de riesgo al no poder regresar al continente. La acción más corriente hubiese sido dar sus coordenadas y eyectarse para luego ser rescatado. Sin embargo, en una actitud de enorme valor y responsabilidad, siendo consciente de que su aeronave no sufría ningún daño decidió realizar un complicado aterrizaje en las islas, poniendo en peligro su propia persona con la idea de salvar de esta manera el material aéreo a él asignado. Esta empresa lamentablemente no pudo ser conquistada alcanzando así la gloria eterna a las 16:38 horas. Este héroe alado de la patria resultó fuente de inspiración para sus compañeros al no sólo cumplir con su deber, sino al ir más allá del mismo.

· Capitán (p.m.) Mario Hipólito González:

Nació el 06 de Octubre de 1947 en Adelia María, Provincia de Córdoba.

Su último destino en la Fuerza Aérea fue la II Brigada Aérea (Paraná).

· 1º Teniente (p.m.) Eduardo Jorge Raúl de Ibañez:

Nació el 07 de Abril de 1957 en la ciudad de Las Lajas, Provincia de Neuquén.

Su último destino en la Fuerza Aérea fue la II Brigada Aérea (Paraná).

Ultima Misión de ambos durante el conflicto: Ataque a buques situados en Bahía Anunciación con el objetivo de interrumpir el ataque aéreo y naval que las fuerzas británicas habían emprendido en la madrugada del sábado 1º de mayo de 1982 y evitar así el desembarco de la Task Force

Luego de las misiones efectuadas por la Fuerza Aérea Sur durante el día, la posición de las naves británicas había quedado al descubierto. Por tal motivo se decidió utilizar a los MK-62 “Canberra”, un avión bombardero con capacidad de carga de hasta 10.000 libras en su interior. A tal efecto, se envió una primera formación que resultó infructuosa por lo que con celeridad se ordenó el despegue de una segunda formación; integrada esta última por tres aviones “Canberra” bajo el indicativo “Rifle”. La salida se produjo a las 16:20 horas desde la base aeronaval Almirante Zar (Trelew) con destino final: Bahía Anunciación ubicada al Norte de Puerto Argentino.

Durante la navegación directa hacia sus blancos, la formación “Rifle” se vio interceptada por una patrulla de Sea Harrier a una distancia aun alejada de sus objetivos y de las mismas islas. Estos últimos se encontraban en alerta pues habían sido advertidos por el ataque de la primera sección de MK-62. Los “Canberra” no eran aptos para mantener una batalla aérea por lo que no quedaba más remedio que abortar la misión. Lamentablemente, en el intento, el avión número dos, tripulado por el Primer Teniente González (navegador) y el Teniente Ibañez (piloto), fue alcanzado por fuego enemigo produciéndole daños de consideración tal que obligó a ambos oficiales a eyectarse en la posición 49º S, 59º 35´ O a las 17:04 horas. Desafortunadamente, ninguno de los dos pudieron ser rescatados debido a la desfavorable situación geográfica donde sus almas fueron depositadas. Sus cuerpos se sumergieron en el inmenso y gélido océano encontrando en el mismo el sendero hacia la inmortalidad tras defender orgullosamente la soberanía de su patria.

· Capitán (p.m.) José Leonidas Ardiles:

Nació el 19 de Agosto de 1954 en Obispo Trejo, Provincia de Córdoba.

Su último destino en la Fuerza Aérea fue la VI Brigada Aérea (Tandil).

Última Misión durante el conflicto: Ataque de buques situados en Bahía Anunciación con el objetivo de interrumpir el ataque aéreo y naval que las fuerzas británicas habían emprendido en la madrugada del sábado 1º de mayo de 1982 y evitar así el desembarco de la Task Force.

Siendo las 15:54 horas se produjo el despegué de Río Grande con destino final: Bahía Anunciación ubicada al norte de Puerto Argentino. El entonces Primer Teniente Ardiles formaba parte de una sección que respondía al indicativo “Rubio”, integrada por dos aviones Mirage M 5 Dagger. Durante el traslado hacia el objetivo el jefe de sección debió regresar hacia el continente por fallas en su aeronave. De este modo el oficial quedaba en soledad para cumplimentar la misión.

Al llegar al área ordenada atacó a una fragata que se dirigía a Darwin, impidiendo su misión de ataque. Posteriormente, el radar de Puerto Argentino detectó la presencia de un avión en las inmediaciones. Ardiles, inmediatamente y sin dudarlo, se dirigió a interceptar al nuevo objetivo. Al llegar avistó no uno sino dos Sea Harrier que se encontraban patrullando el lugar. Rápidamente se dio inicio a una breve pero intensa batalla en donde el piloto argentino desplegó toda su gallardía y habilidad. Enfrente, sin embargo, tenía un poderoso rival. Luego de mutuas persecuciones y de algunas maniobras evasivas las dos aeronaves británicas se abrieron en direcciones opuestas quedando el avión tripulado por el Primer Teniente Bertie Penfold en posición favorable para disparar su misil. El mismo impactó en el blanco siendo las 16:41 horas. El Dagger explotó de inmediato sin darle oportunidad al piloto de eyectarse, a la altura de la isla Bougainville (Sudoeste de Puerto Argentino). La aeronave se desvaneció en el aire llevando consigo la valiosa vida de un protector alado de la patria quien cumplió con su deber aun encontrándose en inferioridad numérica y tecnológica.

· 1º Teniente (p.m.) Daniel Antonio Jukic:

Nació el 05 de Junio de 1955 en Buenos Aires.

Su último destino en la Fuerza Aérea fue la III Brigada Aérea (Reconquista).

Última Misión durante el conflicto: Repliegue de aviones Pucará que se encontraban albergados en la base aérea militar “Cóndor” en la base aeronaval “Calderón” ubicada en la Isla Borbón.

En la madrugada del sábado 1º de mayo las fuerzas británicas habían iniciado un intenso bombardeo aéreo y naval sobre Puerto Argentino con la intención de liberar la zona para realizar el desembarco de sus tropas. Definitivamente el próximo objetivo inglés sería la base aérea militar “Cóndor” ubicada en Goose Green. Dicho lugar era el asentamiento de los aviones Pucará, aeronaves diseñadas para operar desde lugares precarios y no preparados. Precisamente, es una característica de las islas el no poseer una geografía apropiada para la instalación de un aeródromo. Por lo que este sistema de armas resultaba óptimo para operar en tales condiciones.

Al instante de producirse el primer ataque aéreo, el Brigadier Castellano ordenó al jefe de la base la evacuación de los aviones “Pucará” y su refugio en la base aeronaval “Calderón” ubicada en la Isla Borbón. Sin perder un solo segundo se inició el traslado de acuerdo a las órdenes recibidas. Las primeras dos naves despegaron con total éxito. Lamentablemente la tercera, tripulada por el Teniente Jukic, se vio impedida de hacer lo propio por el mal estado de la pista que le hizo quedarse atascado tras romper una rueda.

Tras este hecho y pese a la advertencia recibida sobre el inminente ataque británico, el joven oficial junto a un grupo de suboficiales de la Fuerza Aérea Argentina hicieron todo lo posible para intentar quitar la nave del medio de la pista y habilitar de esta manera el despegue del resto de los Pucará. Lo más instintivo hubiese sido abandonar el lugar y ponerse a resguardo para recibir el fuego enemigo en una zona más segura. Sin embargo, el intenso sentido del deber puesto de manifiesto por este grupo de destacados hombres los decidieron a quedarse en el lugar e intentar preservar el material aéreo allí ubicado. Desgraciadamente, siendo las 08:31 horas una escuadrilla de Sea Harrier se aproximó a la base y soltaron sus letales bombas de mil libras “Beluga” (bombas de racimo) sobre la pista. Una de estas impactó sobre el avión matrícula A-527, obteniendo como resultado el fallecimiento del 1º Teniente Jukic y de siete suboficiales, quienes en ese momento se inmortalizaron en nuestra memoria como aquellos héroes alados que perecieron en el cumplimiento del deber.

· Suboficial Auxiliar (p.m.) Mario Duarte:

Nació el 27 de Marzo de 1954 en Colonia Elisa, Provincia del Chaco.

Su último destino en la Fuerza Aérea fue la III Brigada Aérea (Reconquista).

Se desempeñaba como mecánico de los aviones IA-58 Pucará.

· Suboficial Auxiliar (p.m.) Juan Antonio Rodríguez:

Nació el 06 de Enero de 1953 en Córdoba.

Su último destino en la Fuerza Aérea fue la III Brigada Aérea (Reconquista).

Se desempeñaba como mecánico de los aviones IA-58 Pucará.

· Cabo Principal (p.m.) Miguel Angel Carrizo:

Nació el 08 de Agosto de 1958 en Córdoba.

Su último destino en la Fuerza Aérea fue la III Brigada Aérea (Reconquista).

Se desempeñaba como mecánico de los aviones IA-58 Pucará.

· Cabo Principal (p.m.) José Alberto Maldonado:

Nació el 03 de Octubre de 1957 en Córdoba.

Su último destino en la Fuerza Aérea fue la III Brigada Aérea (Reconquista).

Se desempeñaba como mecánico de los aviones IA-58 Pucará.

· Cabo Principal (p.m.) Agustín Hugo Montaño:

Nació el 09 de Agosto 1956 en Caucete, Provincia. de San Juan.

Su último destino en la Fuerza Aérea fue la III Brigada Aérea (Reconquista).

Se desempeñaba como mecánico de los aviones IA-58 Pucará.

· Cabo Principal (p.m.) José Luis Peralta:

Nació el 02 de setiembre de 1960 en Maatilde, Provincia de Santa Fe.

Su último destino en la Fuerza Aérea fue la III Brigada Aérea (Reconquista).

Se desempeñaba como mecánico de los aviones IA-58 Pucará

· Cabo Principal (p.m.) Andrés Luis Brasich:

Nació el 22 de Octubre de 1960 en Córdoba.

Su último destino en la Fuerza Aérea fue la III Brigada Aérea (Reconquista).

Se desempeñaba como mecánico de los aviones IA-58 Pucará.

Última Misión de los 7 Suboficiales durante el conflicto: Asistencia de Avión Pucará accidentado en la pista de la base aérea militar “Cóndor” ubicada en Goose Green (Darwin).

En la madrugada del sábado 1º de mayo las fuerzas británicas habían iniciado un intenso bombardeo aéreo y naval sobre Puerto Argentino con la intención de liberar la zona para realizar el desembarco de sus tropas. Definitivamente el próximo objetivo inglés sería la base aérea militar “Cóndor” ubicada en Goose Green. Dicho lugar era el asentamiento de los aviones Pucará, aeronaves diseñadas para operar desde lugares precarios y no preparados. Precisamente, es una característica de las islas el no poseer una geografía apropiada para la instalación de un aeródromo. Por lo que este sistema de armas resultaba óptimo para operar en tales condiciones.

Al instante de producirse el primer ataque aéreo, el Brigadier Castellano ordenó al jefe de la base la evacuación de los aviones “Pucará” y su refugio en la base aeronaval “Calderón” ubicada en la Isla Borbón. Sin perder un solo segundo se inició el traslado de acuerdo a las órdenes recibidas. Las primeras dos naves despegaron con total éxito. Lamentablemente la tercera, tripulada por el Teniente Jukic, se vio impedida de hacer lo propio por el mal estado de la pista que le hizo quedarse atascado tras romper una rueda.

Tras este hecho y pese a la advertencia recibida sobre el inminente ataque británico, el joven oficial junto a un grupo de suboficiales de la Fuerza Aérea Argentina hicieron todo lo posible para intentar quitar la nave del medio de la pista y habilitar de esta manera el despegue del resto de los Pucará. Lo más instintivo hubiese sido abandonar el lugar y ponerse a resguardo para recibir el fuego enemigo en una zona más segura. Sin embargo, el intenso sentido del deber puesto de manifiesto por este grupo de destacados hombres los decidieron a quedarse en el lugar e intentar preservar el material aéreo allí ubicado. Desgraciadamente, siendo las 08:31 horas una escuadrilla de Sea Harrier se aproximó a la base y soltaron sus letales bombas de mil libras “Beluga” (bombas de racimo) sobre la pista. Una de estas impactó sobre el avión matrícula A-527, obteniendo como resultado el fallecimiento del piloto de la aeronave y de los siete suboficiales mencionados, quienes en ese momento se inmortalizaron en nuestra memoria como aquellos héroes alados que perecieron en el cumplimiento del deber.

· Cabo (p.m.) Guillermo Ubaldo García:

Nació el 26 de Setiembre de 1963 en Sáenz Peña, Provincia de Buenos Aires.

Cumplía el Servicio Militar Obligatorio en la I Brigada Aérea (El Palomar).

· Cabo (p.m.) Héctor Ramón Bordón:

Nació el 2 de junio de 1963 en la Ciudad de Goya, Provincia de Corrientes.

Cumplía el Servicio Militar Obligatorio en la IX Brigada Aérea (C. Rivadavia).

Ultima Misión de ambos soldados durante el conflicto: Defensa de la Base Aérea Militar “Malvinas” ubicada en Puerto Argentino (Isla Soledad).

En la madrugada del 01º de mayo de 1982 la Fuerzas Navales Inglesas se habían concentrado en dos grupos de tareas situadas al Norte y al Este de Puerto Argentino (Bahía Anunciación) respectivamente. El comandante de esta Operación denominada Black Buck, Vicealmirante Sandy Woodward, se encontraba ubicado en el buque insignia de la flota, el HMS Hermes. Sus órdenes eran las de llevar a cabo la Operación denominada “Black Buck”, que consistía en realizar un intenso bombardeo sobre Puerto Argentino con la intención de desembarcar sus tropas, consolidar una pequeña cabecera de playa, para luego forzar la rendición argentina. Para tal fin, siendo las 04:40 hs. dos aviones Vulcan cargados, cada uno, con veintiún bombas de mil libras, iniciaron el ataque sobre la Base Aérea Militar “Malvinas”. Ninguno de estos explosivos pudieron inutilizar la pista de la base que continuaría siendo operable hasta el final del conflicto. Desafortunadamente, una de las bombas estalló en la cercanía inmediata donde se encontraban descansando las tropas. Como producto de esta acción se produjo el fallecimiento de los Soldados Guillermo Ubaldo García y Héctor Bordón. Ambos se convirtieron en los primeros integrantes de la Fuerza Aérea en ofrendar su vida por la Patria.

No hay comentarios:

NOTA NICOLAS KASANZEW EN PARANÁ

10mo Encuentro Nacional de Aeromodelismo - San Justo, Santa Fe

Eduardo Collaud, 60 años de aeromodelista

TORNEO CENTRO DE LA REPUBLICA AEROMODELISMO INTERIORES

INFORME AEROLINEAS ARGENTINAS VOLVIO A ATERRIZAR EN PARANÁ

SIMULADOR HOMOLOGADO EN PARANÁ