Envianos un SMS

Envianos un SMS

A 107 años del primer vuelo con motor... La hazaña de los hermanos Wright

El 17 de Diciembre de 1903, los hermanos Orville y Wilbur Wright realizaron el primer vuelo a motor a bordo del Flyer I en Kitty Hawk, una plzaya en Carolina del Norte, Estados Unidos. A escondidas y sin testigos, los hermnos Wright no revelaron su hazaña hasta 1906. Estos
memorables primeros cuatros vuelos realizados aquel domingo de 1903 inauguraron la era de la aviación. Por primera vez se consiguió que despegara un aparto con motor.

Preparados con su aparato de madera y muselina, los hermanos Orville y Wilbur Wright se posaron en la arenosa y árida playa de Kitty Hawk, N.C., el 17 de diciembre de 1903. Un recio viento soplaba desde el Océano Atlántico mientras los hermanos Wright decidieron lanzar una moneda para decidir quién sería el primero en probar el primer aeroplano motorizado del mundo.

El destino escogió a Wilbur para ser el primero en embarcarse en el primer vuelo humano motorizado, que realizó unos pocos pies por sobre la tierra.
Orville luego tomó el mando de la aeronave, logrando mantenerse en el aire durante 12 segundos y avanzando 120 pies. Cada uno tuvo un vuelo más antes de que un rudo aterrizaje rompiera la parte delantera del avión y terminara temporalmente con sus experimentos.
Siguiendo los pasos de los primeros innovadores de la aviación, como Leonardo da Vinci, el científico turco Hezarfen y los especialistas en globos Joseph y Etienne Montgolfier, los hermanos Wright inauguraron lo que se conocería como la “Era de la Aviación.”
Siete años después de ese vuelo de inauguración, la famosa periodista Kate Carew preguntó a los hermanos Wright si sentían temor en el aire. Wil bur respondió, “No más que en el agua. No hay tantas rocas en el aire, y ciertamente no hay mayor peligro"

Personajes clave: Orville y Wilbur Wright

Wilbur Wright nació el 16 de abril de 1867 en Dayton, Ohio, y su hermano Orville nació cuatro años además tarde el 19 de agosto. Los hermanos del medio de siete, disfrutaron mucho con sus juguetes durante su infancia, despertando su temprana fascinación por la mecánica.
Aunque los hermanos Wright luego abrieron una editorial, su verdadera pasión era la construcción y reparación de bicicletas. Luego de la muerte del famoso piloto alemán de planeadores Otto Lilienthal, los hermanos se vieron cautivados por la idea de volar. Wilbur leyó casi todo lo que se había escrito sobre la investigación aeronáutica, deduciendo que los tres elementos claves de una maquina voladora eran alas, una fuente de poder y control.

En “Wilbur and Orville: A Biography of the Wright Brothers,” Fred Howard, ex editor aeronáutico para la Biblioteca del Congreso, declara que los conocimientos de los hermanos Wright sobre ciencias y matemáticas eran profundos, y delinea sus logros antes, durante y después del vuelo del 17 de diciembre de 1903.

Trasfondo: La “enfermedad” de aviación de Wilbur

En mayo de 1900, Wilbur Wright escribió lo que la Biblioteca del Congreso describe como “una de las cartas más notables en la historia de la ciencia,” a Octave Chanute, un internacionalmente famoso ingeniero aeronáutico.

“Durante algunos años me he visto afligido por la creencia de que el vuelo es posible para el hombre,” comenzó. “Mi enfermedad ha incrementado en severidad, y siento que pronto me costará grandes cantidades de dinero, si no mi vida.”

Esta carta inició una década de correspondencia entre los hermanos Wright y Chanute, quien continuó aconsejando al duo hasta su muerte. Una copia de la carta original puede verse en línea en la Biblioteca del Congreso.

El cielo es el límite

El vuelo de los hermanos Wright inauguró una nueva era para el viaje, y creó una revolución internacional. “Los Wrights crearon una de las mayores fuerzas culturales desde el desarrollo de la escritura,” escribe la revista Time, “ya que su invención efectivamente se convirtió en la Internet de esa era, acercando a personas, idiomas, ideas y valores de todo el mundo.”

La gran era de la aviación fue hecha posible gracias a dos ingenieros auto-educados: “el genio de Leonardo da Vinci imaginó la máquina voladora, pero fue necesaria la aplicación metódica de la ciencia por estos dos mecánicos de bicicletas norteamericanos para crearla,” indica Time.

“Hay algo esencialmente americano acerca del histórico logro de Orville y Wilbur Wright,” explica la Centennial of Flight Commission. “Su intensa preocupación por su aeroplano fue motivada no por necesidad económica … sino que por su imaginativa determinación de cruzar la última barrera tecnológica al vuelo humano – estabilidad en el aire.”

No hay comentarios:

NOTA NICOLAS KASANZEW EN PARANÁ

10mo Encuentro Nacional de Aeromodelismo - San Justo, Santa Fe

Eduardo Collaud, 60 años de aeromodelista

TORNEO CENTRO DE LA REPUBLICA AEROMODELISMO INTERIORES

INFORME AEROLINEAS ARGENTINAS VOLVIO A ATERRIZAR EN PARANÁ

SIMULADOR HOMOLOGADO EN PARANÁ